-

-

Moto Repuestos INDEPENDENCIA

**Moto Repuestos INDEPENDENCIA** TODO PARA TU CICLOMOTOR-MOTO-SCOOTER-QUADS-ATV-ARTÍCULOS DE COMPETICIÓN E INDUMENTARIA DEPORTIVA **INDEPENDENCIA 420 Edo Castex(La Pampa) Tele:02334 445141 Movil:02334 15 422722/484189 Mail: robelitomotorsport@hotmail.com / robelhsciu@gmail.com

domingo, 25 de julio de 2010

UN POCO DE HISTORIA DE LA FORMULA 4 ARGENTINA

TULIO CRESPI
70 AÑOS Y UNA HISTORIA
"Gracias a la vida que me ha dado tanto", es la frase que prefiere escoger Tulio Crespi para resumir los 70 años de edad que cumplió el pasado 22 de junio. Un personaje que esta temporada cumple 45 años junto al automovilismo. Constructor incansable, con una creatividad inagotable, Crespi fue el principal responsable de crear a la más importante fábrica de pilotos del país: Minijuniors, Fórmula 4 o Fórmula Renault según el paso del tiempo. Así nació la historia:

Curt Delfosse era un ingeniero alemán que construía monopostos en el Viejo Continente en la post guerra. A fines de los '50, este hombre llegó a la Argentina con el proyecto de la Fórmula Junior en la valija, categoría escuela de Europa sin antecedentes en la Argentina, por entonces. Tulio Crespi lo conoció una tarde de invierno de 1962, en el autódromo de Buenos Aires. Aquel día, Delfosse probaba e invitaba a probar el pequeño "pura sangre" a los entusiastas presentes. Crespi fue uno de los privilegiados en subirse. "Me sentí Fangio", cuenta Tulio sobre aquella experiencia. "Yo tengo que hacer un auto de estos", recuerda que pensó.

El desafío del primer auto ya estaba en marcha. Tulio se apoyaba en los consejos técnicos de Alberto Pérez, un gran tornero que tenía su taller mecánico cerca del suyo, en el barrio porteño de la Chacarita, y quien contaba con la experiencia de haber construido un auto de Mecánica Nacional F1. La teoría de Crespi se basaba en fabricar un coche sin chasis. "Entonces pensé en el avión: no tiene chasis y es un tubo. En cuanto a la rigidez, imaginé una lata de aceite, que si la agarrás y la retorcés no tiene torsión. Ese terminó siendo el primer monocasco del mundo. Lo que hoy se usa en fibra de carbono yo lo hacía hace más de 40 años atrás", se enorgullece. Así nació el Tulia 1.

Para entonces, Delfosse ya había creado la reglamentación de la fórmula a la que denominó "Minijunior". Luego de algunos retoques, la Comisión Deportiva Automovilística aprobó el reglamento de la categoría, en la asamblea del 27 de julio de 1962. Los motores tenían que ser de 850 cc de cilindrada, tanto el tren delantero como el trasero debían corresponder a un mismo tipo de coche estándar fabricado en serie, el diseño del chasis era libre aunque con una medida mínima entre ejes de 1,80 metros, mientras que el peso del auto fue liberado totalmente, entre otras disposiciones.

Si Delfosse fue el "autor intelectual" de la categoría, Crespi fue el "autor material". En los primeros 18 meses, desde su primer Tulia 1, construyó 30 autos. El 90 por ciento de la categoría se nutría de sus monopostos. La primera carrera fue el 17 de marzo de 1963, en el autódromo de Buenos Aires, y fue ganada por Pedro Von Dory. Sobre los primeros pasos de la categoría, Dieter Wenzel escribió en el Boletín número 9/10 de la AAAS (Asociación Argentina de Automóviles Sport), de mayo-agosto: "El sueño deportivo más visionario, el más ejemplar y puro, ha nacido". De esta manera se fundó la Minijunior, categoría escuela por excelencia de la Argentina que se erige hasta estos días, con sus sucesivos cambios de nombres. Desde agosto de 1966 se la llamó Fórmula 4, más tarde Fórmula Renault y hoy se la denomina Fórmula Renault 1.6.

Si bien este sea quizás uno de los más importantes capítulos de su vida, es apenas uno de los tantos de su extensa y rica trayectoria. Seguramente quedará por contar su historia con Nasif Estéfano en la Mecánica Nacional F1 y en el TC con el 'Petiso', su aporte en la F2, la Tulia y la Tulietta con su paso por el Salón de París, su fábrica de coches de competición en Balcarce (la primera en Latinoamérica), sus títulos con Oscar Aventín en el TC, sus equipos de TC 2000, la interminable lista de grandes talentos del automovilismo argentino que alguna vez tuvieron como su primer auto de carrera a un producto de Crespi. Y mucho más... Mientras tanto, sigue escribiendo su historia en el Top Race.

Tulio... Felices 70!!!

Feuente: http://www.carburando.com.ar